Víctimas de sacerdote Karadima, demandan al arzobispado de Santiago por 450 millones de pesos

Santiago, Chile. Cometen sus crímenes en el albañal de sus sinagogas y terminan resguardados en las cloacas de un convento. La justicia los declara culpables, pagan las indemnizaciones fijadas pero sus delitos prescriben y al final, no pasa nada. Un día se mueren, los entierran, y punto. Es el discurrir de los sacerdotes pederastas, aquellos miserables que enarbolan en sus cruces el crimen, la impunidad y la injusticia.

Cita la nota que James HamiltonJuan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, denunciantes del sacerdote Fernando Karadima, interpondrán ante la Justicia penal una demanda indemnizatoria de 450 millones de pesos contra el Arzobispado de Santiago, por negligencia sistemática e ignorancia deliberada habida en los casos de abuso sexual.

La referida acción judicial motivó que la ministra Jessica González resolviera en ‘sarcástica decisión’ que “el sacerdote es culpable de las imputaciones, pero sus delitos estaban prescritos”.

De su lado, en una ridícula y burlona actitud, el Vaticano condenó a Karadima a “una vida de penitencia y oración” por los delitos de abusos sexuales de menores y adultos y abusos de poder.

El diario La Tercera, por su parte, informó que del monto de las reparaciones exigidas por los demandantes, 200 millones de pesos serían para James Hamilton, 150 millones para Juan Carlos Cruz y 100 millones para José Andrés Murillo.

La danza de los millones para cubrir las heridas. Es lo menos que se les puede exigir a estos miserables. Sabido es que la justicia humana no los alcanza, pero viene una que sí lo hará. Aquella que no será quebrantada por las leyes ni comprada por las monedas. El Juez que la regirá responde al nombre de… ¡Jesucristo Hombre!

Fuente: http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/iglesia-catolica/denunciantes-de-karadima-demandan-al-arzobispado-por-450-millones/2013-09-03/071316.html

Editorial Para Protegeatushijos.org